33 inútiles

    Spanish

    Venezuela se encuentra conmovida por el vil asesinato de Mónica Spear, y su ex esposo. Pero Mónica, con todo lo que conduele, es una de las 24.763 muertes sin sentido que enlutaron aún mayor número de hogares venezolanos el año pasado. Y el anterior? Y el anterior al anterior? Ya hemos estado aquí. Ya conocemos esta situación. La hemos vivido miles de veces en el pasado. Si hacemos examen de conciencia, de forma objetiva y desapasionada: quién puede decir en Venezuela que no ha sido afectado por la violencia, por la criminalidad desatada? Nadie. Al que no han robado, han matraqueado, han insultado, han atropellado, han herido, han asesinado, y al que se ha librado de todo eso, la tragedia de seguro ha afectado a alguien de su entorno familiar, social, laboral o afectivo. No es que el hampa ande desatada. EL HAMPA ES GOBIERNO! Los 32 ministros y el presidente son hampa común. Quien no tiene problemas morales con trabajar, cobrar, defender un régimen como el chavista, y violar cantidad de derechos humanos, civiles y políticos en el ejercicio de sus funciones y defensa de sus cargos, es un hampón. Punto. No hay nada más que discutir al respecto. Y esos 33 hampones no van a hacer absolutamente nada por acabar con los suyos. Si hay 33 personas total y absolutamente inútiles para acabar con el flagelo del hampa en Venezuela, esos son Maduro y sus ministros. Por que además de hampones, son apátridas. Han permitido, y han alentado las vejaciones contra y entre venezolanos. Las han promovido, y las promueven, como política de estado. Léase bien: COMO POLÍTICA DE ESTADO. Dificilmente puede el indigno defender la dignidad ajena. No existe respeto para el irrespetuoso, ni compasión para el asesino y sus colaboradores.

    Alguien me preguntaba en días pasados si podía escribir un ensayo sobre el promisorio futuro de Venezuela, a pesar del chavismo. Conteste que no existía tal futuro, por que a pesar de los ingentes recursos naturales que tiene el país, que en manos de gente con media neurona podría convertirnos en la envidia del mundo, nos faltaba el capital humano. Eso es lo más importante, pero es lo único que no tenemos. Hay gente decente en Venezuela, como no. Pero los decentes no se meten en política. Los decentes no participan en ese espectáculo dantesco, para cuya participación se requiere, sobre todo, de amoralidad, de desafecto, de capacidad de pactar con el inmoral y con el hampón para obtener réditos políticos. Los decentes no buscan un cargo, ni hacer vida laboral como empleado público. Los decentes no ansían ser policías, bomberos quizás o enfermeros, pero nunca policías. Los decentes no estudian derecho para hacerse jueces. Y quién compone las fuerzas armadas? De dónde sale ese capital humano, si puede estirarse el uso de los términos capital y humano para describir a los militares venezolanos que permiten impávidos violaciones a nuestra soberanía, integridad y seguridad?

    Estoy triste, como todos los decentes, pero no me engaño. Por mucho que se vea el video de Belen Marrero, por mucho que se lea la carta de Bertin Osborne, y tantas otras expresiones sinceras de dolor y conmoción aparecidas en los últimos días a raíz del asesinato de Mónica, nada va a cambiar. Absolutamente nada. Quienes detentan el poder en Venezuela son como "Adolfito" y el "feo". Es más, los responsables no son ni el "feo", ni el "Adolfito", esos sólo son los autores materiales de uno de 24.763 asesinatos el año pasado, y más de 100.000 desde que la maldita chusma chavista llegó al poder en 1998. De hecho, desde que mataron a la pobre Mónica y le desgraciaron la vida a su hija, ya han asesinado unos cuantos más, de los que nadie habla, cuyos asesinos siguen de lo más campantes, sin temores de persecución ni de cacerías policiales. Los verdaderos responsables son Hugo Chavez y particularmente quienes han formado parte del régimen chavista desde 1998. Los actuales responsables son los de la lista adjunta. Cada vez que alguno de esos haga una intervención publica, tienen que ser confrontados con exigencias. Cada vez. Ese debe el ser el mantra de la Venezuela decente. Justicia. Por que sin justicia no hay paz, y sin paz no hay progreso. Ya van 16 años. Quien no ha logrado nada en 16 años no es por falta de tiempo, sino por falta de ganas.

    Presidente: Nicolás Maduro
    Vicepresidente ejecutivo: Jorge Arreaza
    Vicepresidente de Planificación: Jorge Giordani
    Vicepresidente Área Social: Héctor Rodríguez
    Vicepresidente económico: Rafael Ramírez
    Vicepresidente político: Elías Jaua
    Ministro de Interior, Justicia y Paz: Miguel Rodríguez Torres
    Ministro de Planificación: Jorge Giordani
    Ministro de Finanzas: Nelson Merentes
    Ministro de Comercio Exterior: Alejandro Flemimng
    Ministro de Relaciones Exteriores: Elías Jaua
    Ministra de Defensa: Carmen Meléndez
    Ministro de Turismo: Andrés Izarra
    Ministro de Agricultura: Iván Gil
    Ministro de Salud: Francisco Armada
    Ministro de Transporte Terrestre: Haiman el Troudi
    Ministro de Transporte Acuático y Aéreo: Hebert García Plaza
    Ministro de Vivienda y Hábitat: Ricardo Molina
    Ministro Petróleo y Minería: Rafael Ramírez
    Ministro del Ambiente: Miguel Tadeo Rodríguez
    Ministro de Ciencia y Tecnología: Manuel Fernández
    Ministro de Comunicación e Información: Delcy Rodríguez
    Ministerio de Educación: Héctor Rodrgiuez
    Ministerio de Educación Universitaria: Ricardo Menéndez
    Ministerio de Industria: Wilmer Barrientos
    Ministerio de Juventud: Víctor Clark
    Ministerio de Deporte: Antonio Álvarez
    Ministerio de Trabajo: Jesús Martínez
    Ministerio del Despacho de la Presidencia: Hugo Cabezas
    Ministro de Comunas: Reinaldo Iturriza
    Ministro de Alimentación: Félix Osorio
    Ministro de Cultura: Fidel Barbarito
    Ministra de Pueblos Indígenas: Aloha Núñez
    Ministra de la Mujer: Andreína Tarazón
    Ministerio de Energía Eléctrica: Jesse Chacón
    Ministra de los Servicios Penitenciarios: Iris Varela
    Ministro de la Banca Pública: Rodolfo Marco Torres
    Ministro de Transformación Urbana de Caracas: Ernesto Villegas

    Slider Image: