Message to INFODIO readers: investigative journalism, which is what this site does, takes time. Lots of time. Time is money. Visitors from banks' compliance departments, media, academia, and law enforcement, are encouraged to donate generously to our efforts. Media, lifting stuff from here and reprinting as breaking news, ought to remember how untenable it is to try to beat chronology. To all readers, do the right thing, the honest thing: support independent investigative journalism and help us expose rampant corruption.

Carta abierta a Abelardo de la Espriella

Estimado Sr. de la Espriella,

entiendo que anda usted mandando comunicaciones a publicaciones con las que colaboro, y otras que se han hecho eco de mi investigación sobre su cliente Alex Saab, presidente de Fondo Global de Construcción.

Entiendo que es usted abogado penalista, uno de los "más reconocidos en los últimos años en Colombia", si hemos de creer la propaganda de Wikipedia.

Entiendo que usted tiene "amplia trayectoria como abogado litigante, asesor y consultor legal", y que "siempre ha desarrollado su labor con absoluta disciplina, responsabilidad y transparencia..."

Pues bien. Habida cuenta de su impecable trayectoria, y apego al estado de derecho, y a la disciplina, responsabilidad y transparencia profesional, le invito a que publique, donde tenga usted a bien hacerlo, evidencia de que soy "prófugo de la justicia venezolana", tal y como argumenta usted en comunicaciones mencionadas anteriormente.

De hacérsele difícil conseguir algún medio dispuesto a publicar tal evidencia, le invito a que me la envíe, a alek.boyd arroba gmail.com, con la promesa de que será publicada, sin ediciones en éste sitio web.

Cuando publique, o decida enviarme a mi la evidencia solicitada, no olvide, por favor, mencionar:

1- en qué tribunal de Venezuela existe una causa abierta contra mi persona;

2- número de caso;

3- nombre del fiscal;

4- nombre del juez de la causa;

5- de qué se me acusa; 

6- fecha en que inició el ministerio público, o parte acusadora, causa en mi contra, para poder determinar desde cuándo estoy "prófugo".

Mucho le agradezco la información requerida a la brevedad posible. De lo contrario, podría pensar que es usted de una incompetencia tal, que acaba de dar motivos suficientes como para socavar, de por vida, cualquiera que fuese la reputación de la que ha gozado hasta el momento de la publicación de ésta carta abierta.

Me despido con todo respeto, y el firme compromiso de investigar a profundidad el asunto de los negocios de su representado en Venezuela, de la amistad "de larga data" de su representado con Teodora de Bolívar Piedad Córdoba, el presunto lavado de capitales en los que estaría involucrado, su red internacional de empresas, sus socios, y sus propiedades.

Cordialmente,

A Boyd