Qué contratos tiene IMPSA en Venezuela?

    Spanish

    La semana pasada un apagón dejo sin luz a Venezuela. Justo el día del apagón publiqué una entrevista que le hice al Ing. Jose Aguilar. Fue pura casualidad que el articulo coincidiese con el apagón, el cual generó muchísima atención en la prensa mundial. El Ing. Aguilar me envió un cuadro, en el cual pueden observarse detalles de 40 proyectos a los cuales él le ha seguido la pista: nombres, potencia, costos, megavatios efectivos, megavatios indisponibles, etc. El primer proyecto de dicho cuadro es la Planta Manuel Piar en Tocoma. El contratista principal en ese proyecto es identificado como IMPSA, empresa del argentino Enrique Pescarmona. Mi interpretación, en artículos publicados en este sitio, en Semana y en El País, está basada en la data publicada en el cuadro del Ing. Aguilar y en sus comentarios. Sin embargo IMPSA parece haberse ofendido por mis artículos, y procedió, por un lado, a enviar cartas exigiendo rectificaciones a Semana y a El País, mientras que por otro lado amenazó al Ing. Aguilar con una demanda legal de no retractar sus opiniones. Ese parece ser el modus operandi del Sr Pescarmona -amenazar legalmente a todo el que critica a su empresa.

    Lo interesante del asunto es que IMPSA niega haber obtenido contratos en Venezuela gracias a las relaciones cercanas del Sr. Pescarmona con los Kirchner, a pesar de afirmaciones públicas hechas por el propio Pescarmona admitiendo que el gobierno argentino lo ha ayudado en Venezuela. Es difícil tomar en serio las "rectificaciones" de IMPSA, considerando que Venezuela no es el único país donde Pescarmona ha usado sus relaciones con el gobierno argentino para la obtención de contratos. Julio de Vido, el corrupto ministro argentino tras el escándalo de las coimas, también actuó a favor de Pescarmona en Paraguay. De hecho, el tema de la contratación de IMPSA en Paraguay fue un escándalo, y Pescarmona, a pesar de sus amenazas, no salio bien parado.

    IMPSA niega tener vinculación con el proyecto Guri II en Venezuela. No obstante, según reporte de la Embajada de Venezuela en Argentina:

    Impsa acordará también la repotenciación de las turbinas de la Central Hidroeléctrica del río Guri, en un programa conjunto con la venezolana Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

    Luego está un comunicado de prensa de la Agencia de noticias oficial de la República Argentina, reportado por Business insight in Latin America, que afirma:

    La eléctrica venezolana Corpoelec suscribió un acuerdo con la constructora argentina Impsa por el reacondicionamiento de turbinas de la central hidroeléctrica Guri.

    Esta usina ha acaparado la atención en Venezuela debido a la caída en el nivel de agua que presenta el embalse, lo que obligó a aplicar un programa de racionamiento eléctrico.

    El convenio forma parte de un paquete de 27 acuerdos comerciales suscritos entre los gobiernos de ambos países, con los cuales se busca incrementar la cooperación en materia de energía, informó la agencia noticiosa estatal argentina, Télam.

    Impsa también firmó un acuerdo con la petrolera venezolana PDVSA relativo a la adquisición de celdas de alta tensión e interruptores para las subestaciones de la empresa. PDVSA ya suscribió un convenio con Impsa por la fabricación de aerogeneradores que se emplearán en las instalaciones que la compañía estatal tiene en la península de Paraguaná.

    Asimismo, PDVSA firmó acuerdos con las empresas argentinas Kioshi Compresión, GNC Galileo y Tomasetto Achille Gas Technology por la fabricación de cilindros de acero, compresores y kits de conversión asociados al almacenamiento de gas natural.

    Por tanto, si acaso cabe rectificar, IMPSA fue contratada para repotenciar turbinas de la central hidroélectrica Guri. Otro experto, Victor Poleo, se hizo eco de los temores del Ing. Aguilar en cuanto a la capacidad técnica de IMPSA para ejecutar contratos asignados en Guri. Pero no termina allí el asunto, aparte de Tocoma, otros contratos otorgados a IMPSA son: 1) un "parque eólico en la Guajira (estado Zulia)" [link], 2) "suministro de servicios, equipos y materiales eléctricos" [link], 3) "repotenciar Macagua I" [link], 4) "fabricación, ensamblaje y comercialización de aerogeneradores de alta potencia" [link]. Nicolás Wiñazki en El Clarín reportaba lo siguiente:

    El contrato por el que Impsa quedó a cargo de Macagua I le fue adjudicado de manera directa, sin pasar por licitación, a pesar de que era por 223 millones de dólares. Hoy, esa cifra aumentó: sobrepasa los 350 millones de dólares.

    Y he allí el punto de la crítica. Contratos a dedo y sobreprecio, amén de lo que piensan los expertos en cuanto a la capcidad técnica de IMPSA. Reportes de prensa indican que la empresa de Pescarmona ha tenido problemas similares en Malasia (donde Transparency International definio una obra en la que participaba IMPSA como un "Monumento a la Corrupción", en Filipinas (donde IMPSA habría pagado 14 millones de dólares en sobornos a altos cargos), Paraguay, y Argentina.

    Con tal historial, puede alguien tomar en serio las "rectificaciones" de IMPSA?

    Slider Image: