Las rumbas Derwick y la Sociedad de Cómplices

    Spanish

    Para Halloween tuve la duda sobre si era mejor vestirme de bolichico, para asustar a mis vecinos del este de Caracas, o si vestirme de Otto Reich, para asustar a los bolichicos que también son mis vecinos. La demanda de Reich (entablada en una corte de Nueva York, en contra de Alejandro Betancourt, Pedro Trebbau y su pandillita) como que marcha más lenta que procesión de monjas. Me puse a leer el excelente análisis de la demanda que publicó Runrunes y me di cuenta que igualmente publicó unas “incongruencias” y aclaratorias acerca del bolichico Francisco D’Agostino Casado. Según le dicen a Runrunes, D’Agostino “no es accionista, director, ejecutivo ni agente de ninguna de las dos compañías en la demanda: Derwick Associates USA, LLC y Derwick Associates Corporation…” y que con Derwick “no tiene ninguna relación.” 

    A mi correo (leaks-infodio@hushmail.com con sujeto “para Tomás Lander”) han llegado un sinfín de comentarios acerca de la familia D’Agostino. Parece que ya van dos generaciones de rapacidad y ratería en enormes contratos con sucesivos gobiernos. Pareciera que el paterfamilias, Franco D’Agostino, como que es un experto en lo de acercarse al poder y sustraer enormes cantidades con recargo. Su primer “hit” durante la cuarta república fue la represa Uribante Caparo, con la que robó tanto que se compró su primer jet privado. Su hijo Francisco, a quienes todos llaman el “Partner”, no sólo es clon del padre sino que como yerno del nuevo propietario del Ultimas Noticias, tiene acceso al poderío del Banco Occidental de Descuento. Los que me escriben insisten que Francisco es el banquero de los bolichicos, que es él quien les consiguió el financiamiento a través de su suegro Víctor Vargas, que Francisco y Luis Oberto se asociaron con los bolichicos para permutar en los cientos de millones. Francisco también es el contacto con el banquero suizo que les lava los reales a la boliburguesía, Charles Henry De Beaumont (me cuentan que ahora trabaja con Luis Oberto y opera desde Marbella). Este dato salió también en Runrunes. Sin embargo, en las cartas de los abogados de los bolichicos siguen insisitiendo que Francisco no tiene vela en ese entierro.

    Resulta que hace unos días me llegó esta perla de la sección “Festejos” del periódico favorito de los bolichicos, El Nacional.

    Las fotos de la rumba Derwick captan perfectamente el momento cuando la mafia Convit-Guruceaga-Lopez rebaso al pináculo. Ya tenían 12 contratos (sin experiencia alguna en el sector eléctrico) valorados en miles de millones de dólares producto de una relación con un compañero del Instituto Cumbres, hijo del ministro de CORPOELEC. Ya tenían el apartamento Onassis de los grifos de oro, la hacienda de los €24M, el avión Falcon. Ahora llegaban a las páginas sociales con un coctelito navideño en un hotel de lujo de la Caracas que nunca duerme. Y que apropiado que el cronista de los bolichicos es nada menos que Osmel Sousa, el chulo más exitoso de Venezuela. Relata Osmel: “una velada para celebrar los logros del año que termina y dar la bienvenida a las festividades navideñas… se exhibió un video corporativo que mostró el aporte de la empresa y la tecnología de punta que utiliza en el desarrollo del sistema eléctrico nacional, con la filosofía de reinvertir en el país.”  El video que señala Osmel es el que Derwick ahora quiere censurar y cada vez que Infodio lo publica ellos lo quitan. Hasta que salió cryptome.com y sigue en línea. La “filosofía de reinvertir” es la de continuar comprándose políticos, comprándose activos como Intercable a precio de gallina flaca, y abrir “Derwick Oil and Gas” ya que al sistema eléctrico le sacaron todo lo que pudieron.

    ¿Y las fotos que? Un “who’s who” de la sociedad de cómplices que los acompaña en todo.  Sin escarmiento y sin vergüenza. ¿Y a quién vemos retratado con un traje tal cual un Don de la mafia? Al imponente banquero del BOD, Francisco D’Agostino… El que supuestamente nada tiene que ver con Derwick Associates. Si, como no.

    A los bolichicos les encanta decir que nadie les quita lo bailado. Pues menos cuando hay fotos. 

    Venezuela, tierra del realismo mágico, es el lugar donde Freddy Bernal, ex-atracador de bancos, le comentó hace unos días a Vladimir Villegas en la nueva Globovisión revolucionaria, que hay una compañía llamada Derwick, contratista del estado venezolano, cuyos dueños compraron el apartamento de Aristoteles Onassis en Nueva York. Creo que el fin del régimen se acerca cuando Freddy Bernal se pone a citar INFODIO!

    En el video de las ya famosas palabras de Freddy Bernal sorprendió que Bernal dijera también que él no sabe quiénes están detrás de Derwick. Cómo puede ser desconocida la identidad de unos contratistas del estado? Aquí se los pongo con fotos.  Derwick son: Leopoldo Alejandro Betancourt Lopez, Pedro Trebbau Lopez, Francisco Convit Guruceaga, Francisco D’Agostino Casado, Eduardo Travieso, Domingo Guzman Lopez, y Edgar Romero Lazo, entre otros no retratados.

    Bernal fue más allá y dijo que esto se debería investigar. Como que poco a poco la cosa se les esta poniendo difícil a los bolichicos. ¿Será por eso que en el ultimo mes se han gastado mas de 20 millones de Euros haciendo compras inmobiliarias en Madrid?  Ya la hermana de Trebbau se mudó a un finísimo apartamento madrileño comprado con dinero desfalcado al estado venezolano. Ya la mama de Betancourt se mudó también y pagó el divorcio de su nueva pareja con dinero desfalcado al estado venezolano. Está claro que dada la demanda de Otto Reich los bolichicos para el imperio no pueden irse y en Venezuela de un momento a otro San Nicolás capaz y hace de los bolichicos chivos expiatorios de la crisis eléctrica. Así que lo que les queda a los bolichicos es la madre patria. 

    Slider Image: