Boligarcas y Bolichicos temblad!

    Spanish

    La calle arde. El régimen tambalea. Y los boliburgueses y los bolichicos corren. Unos para ver como raspan la olla por miedo a que la fiesta acabe. Otros porque saben que lo que viene es joropo y peligran legalmente. Pero todos porque tienen pánico a lo desconocido. El miedo no es más que un proceso natural, que trabaja para nuestra propia supervivencia. A los buenos el miedo nos frena. Es algo que debería funcionar en nuestro provecho. Hay que entenderlo. Pero para los malos el miedo hace que sean torpes. Miedo es lo que tiene el gobierno, y se ve en los cuarteles, y en el comportamiento del cogollo del PSUV. Miedo es lo que muestran los que tienen una década y media robando, buscando como hacen para encaramarse en la cruzada de los estudiantes. 

    Tomemos un ejemplo perfecto del miedo en Venezuela, y las cosas estúpidas que resultan. Derwick Associates, la empresa de las plantas eléctricas chimbas, tienen una cascada sin fin de dinero con el cual siguen montando artículos, sitios web falsos, y ahora, mientras Venezuela está que arde, ellos andan publicando propaganda en revistas Ibéricas que carecen de credibilidad. Pero como leo en infodio.com no pueden tapar el sobreprecio, la chatarra, la venta de vainas "usadas" que deberían ser "repotenciadas" y de las cosas "repotenciadas" que deben ser "nuevas." Gato por liebre, Sres. Lo que cunde en Team Derwick es el miedo de lo que ahora está sucediendo en Venezuela. El miedo de los bolichicos se ha deformado, y ha tenido tantas transformaciones que a veces es difícil reconocerlo. Convierten en normales, situaciones que no deberían serlo. Los imberbes de la bolichiquería tienen miedo justamente a saber que no van a poder controlar eso que les viene. Es la otra cara de la omnipotencia con la que han aprendido a vivir en una Venezuela donde se toman tragos con Diosdado o con Rafael Ramírez. Gozan de todos los elementos del poder y viven en escenarios donde se creen capaces de controlar situaciones, personas y hechos, cuando en realidad no pueden.

    Dénle un vistazo a quiénes han estado visitando la pagina de Alek Boyd en "blogger". FBI, IRS, SEC, Homeland Security. Esto no es juego. Se les ha puesto bien fea la situación. En el espejo empiezan a reconocer en qué se han convertido, y a medida que eso pasa recurren a la fiesta por un lado (beber para olvidar?), y a las relaciones públicas por otro. Y sus familias, me consta, se encuentran en un estado constante de pánico. Están chorreados. Y a veces, aunque nosotros no tengamos ese miedo porque no hemos hecho nada malo, es el miedo de los demás el que nos lastima. Fíjense lo molestos que están con lo que se escribe en esta tribuna, que el SEBIN ha allanado residencias privadas en Caracas buscando dar con mi paradero. Tal fue el problema que tuve que dejar de escribir. A Carlos Julio Romero le allanaron la casa, y se llevaron computadoras, laptops, y ipads para chequear si acaso Romero es "el maldito Tomás Lander." Romero, ex-colaborador de Maria Corina Machado, ni quiere hablar del tema. A otro inocente le entraron a cachetadas (ya que puñetazos--eso no es digno de una gente de "abolengo y fina" como Arismendi Guruceaga de Frutos del Country Club, o los duques descalzos Lopez D'Agostino Betancourt Borbón del Banco Occidental de Descuento). Cómo es posible, de no ser por miedo, que tanta gente, inclusive otras víctimas de allanamientos, se queden callados sobre el tema, y no quieran hablar de la realidad de unos chamitos del Instituto Cumbres ahora despachando al SEBIN a amedrentar a personas de quien ellos sospechan? 

    Pero con lo que está pasando en la calle la cosa está dando un viraje. Propongo que contagiemos nuestra falta de miedo, que la propaguemos. Que entendamos, y hagamos entender, que el miedo no es mas que otra de las situaciones en las que debemos tomar una de dos opciones. En el caso de la víctima: el grito y la alarma. Y en el caso de los bolichicos, la derrota honorable. Todavía les queda la oportunidad de saltar la talanquera y sentarse a negociar con los federales, tal como hizo Carlos Eduardo Kauffmann Ramirez, quien terminó con una pijama anaranjada en una cárcel de Miami, pero no sin antes delatar a una cantidad de generales y otros criminales que él tenia como socios y clientes. Eso si, el testimonio de Kauffmann, histórico, no hizo ninguna bulla en esa Venezuela de miedosos.

    El Excelentísimo Embajador del Banco Occidental De Descuento: Ignacio Arcaya
     Y hablando de gatos que comen ratones. Francisco Murillo, un venezolano que entra y sale como Pedro por su casa del mundo boliburgués, bolichico, y oligarca, dijo en voz alta en una cena en Florida, EEUU, que el famoso "emissary" que envió Victor Vargas a reunirse con Otto Reich en EEUU, para pedirle (ofrecerle?) que saque a Francisco D'Agostino de la demanda que entabló Reich en contra de D'Agostino, Betancourt, y Trebbau, es nada menos que el ex-canciller venezolano Ignacio Arcaya Smith. Aquel Arcaya que fue ministro de Chavez y adulador profesional de Fidel Castro. Arcaya tiene ya varios años como el "Washington man" de Vargas. Lo que impresiona es que, según la demanda de Reich, Ignacio Arcaya llego a Washington desde Caracas en el Gulfstream (N5VS) de Vargas, solito y con el único propósito de tratar de sacar a D'Agostino del problemita de Derwick. La demanda dice que en Agosto del 2012 Reich se reunió "with a former Venezuelan government official (the “Emissary”) who claimed to be an agent of Defendant D’Agostino. The Emissary had flown to the United States on the private jet of D’Agostino’s father-in-law. At their meeting, the Emissary told Ambassador Reich that if he would dismiss D’Agostino from the lawsuit, D’Agostino would provide Ambassador Reich with information about Defendants Betancourt and Trebbau that would substantiate the allegations set forth in Plaintiffs’ case." En otras palabras, no hay lealtad entre la bolichiquería, y el mismo Víctor Vargas, propietario del circo de la corrupción venezolana, bien sabe (y aparentemente tiene las pruebas) de los chanchullos de Trebbau, Betancourt, y el pistolero Francisco Convit.

    Se le enreda el papagayo: sabrá el IRS estadounidense que a Franco D'Agostino le congelaron cuentas en Suiza?
     Mientras tanto en Suiza, los problemas bancarios persiguen a los D'Agostino. A Franco D'Agostino (el pater-familias) le han congelado mas de una cuenta Suiza, después de haber recibido pagos de su hijo bolichico por concepto de la participación del Francisco en un avión de su papá. Hay que preguntarse si las autoridades estadounidenses saben de las cuentas de D'Agostino en Suiza. Es delito para un ciudadano americano, como Franco D'Agostino, tener cuentas en el extranjero sin declarárselas al fisco. La misma fuente que nos habla de Francisco Murillo confirma que Vargas tomó otra decisión: sacó a D'Agostino de la directiva del Banco Occidental de Descuento (BOD). D'Agostino ya ha dejado de ser parte del banco Borbón-Vargas-Santaella. A Vargas eso le vino bien, ya que fue su propio yerno el que puso el divorcio Vargas-Santaella en el "fast-track", en un estúpido intento de chantaje en contra de su propio suegro. A mi lo que me deja atónito es que en Venezuela, no importa donde vaya uno, a Víctor Vargas lo tratan como la nueva versión de Gustavo Cisneros Rendiles. Todos hablan de él, le echan pestes, pero jamás ni nunca se le cuadran. Pero hay miedo. Mucho miedo. Por tres décadas la familia Cisneros gozaba de la absurda posición de que todo el mundo sabía de sus delitos, su tráfico de influencias, sus guisos bancarios (entre los cuales está la herida que sufrió el fisco con el Banco Latino), sus pagos de nómina a diputados de todos los colores, pero nadie se atreve a hablar en voz alta de la familia que canceló los Oscar por complacer a Diosdado. Con Vargas como que es lo mismo. Víctor es Gustavo el apóstol pero a la enésima potencia. 

    Me recuerdo la primera vez que vi a Víctor Vargas en persona. Mi padrino era íntimo de Arturo Uslar Pietri, y el archivo de Uslar terminó en la Universidad Metropolitana. De 18 años fui de invitado a la apertura del CELAUP en la Unimet. Quién financió dicho centro de estudio de Uslar? Víctor Vargas. El viejo Uslar, ya muerto, estará enfermo del asco desde el mas allá. Y en la fiesta? Ahí estaban Leonor Gimenez de Mendoza y sus lejanísimos parientes (no se confundan) Eugenio Mendoza, Luisa Elena Pulido y Manuel Azpurua. Todos rindiéndole pleitesía y acariciando a Víctor Vargas en su flamante traje negro con su corbata de luto. Que foto tan perfecta de la mezcla entre el billete, el miedo, y la victoria del mal: el centro de Uslar financiado por el BOD. !Que país!

    La encrucijada en la cual estamos arroja la siguiente realidad: los que quieren dialogo están sentados del lado de Pedro Trebbau y Alejandro Betancourt, y Ramón José Medina, y los Cisneros Phelps, y Víctor Vargas y Eugenio Mendoza Rodriguez y su pana Jose Vicente Rangel, y otros cadiveros de apellido y sin vergüenza alguna.  Los que estamos protestando sabemos que el diálogo es el mejor amigo del régimen. No queremos eso. El que se quiere sentar a dialogar es un traidor. La única opción es la salida pacífica, y con esa salida el juicio a todas estas lacras del Valle Arriba, Country Club, y Lagunita sean de la cuarta o de la quinta. Si el gobierno quiere diálogo es porque está tambaleando. Lástima que Lorenzo Mendoza fue tan ingenuo como para aceptar el show de Maduro. Cuando el enemigo pide un alto hay que mantener la protesta, para que se entregue sin condiciones. Para que huya. Lo que sirvió en Ucrania puede servir aqui también. De qué lado estás tu? 

    Slider Image: