Demanda de Otto Reich contra bolichicos Derwick Associates expone nuevos actores

    Spanish

    Recordarán, estimados lectores, que el ex embajador de EEUU en Venezuela y ex Secretario de Asuntos Hemisféricos de los EEUU, Otto Reich, demandó a finales de julio de 2013 a los bolichicos Alejandro Betancourt y Pedro Trebbau, directivos de la empresa de maletín Derwick Associates, y a Francisco D'Agostino, por corrupción, pago de sobornos, asociación ilícita, y otras violaciones a leyes norteamericanas. Debo confesar que cuando leí la demanda por primera vez, me pregunte: "de dónde habrá sacado Reich que D'Agostino tiene algo que ver con Derwick Associates?" Siendo que soy la persona que quizás haya escrito e investigado más sobre este tema, no he visto en ningún documento de registro de Derwick Associates, en ninguna de las jurisdicciones donde se ha registrado (Venezuela, EEUU, España, Barbados, y Panamá), mención alguna a Francisco D'Agostino, aunque Tomás Lander se encargo posteriormente de hacer ciertas aclaratorias al respecto. Pues bien, hace un par de días Reich introdujo un documento (amendment) al archivo de la demanda, donde sus abogados hacen una serie de afirmaciones que, de ser ciertas, deben llevar a más de un bolichico por la calle de la amargura.

    En primer lugar, Reich describe con lujo de detalles cómo está involucrado D'Agostino en esta saga sórdida de corrupción. Resulta que un periodista de Forbes le envió unas preguntas a ProEnergy Services, la empresa gringa subcontratada por Derwick Associates para llevar a cabo todas las obras, de todos los contratos que el régimen chavista les otorgo sin licitación. ProEnergy Services debe haber notificado a Derwick sobre las indagaciones del periodista de Forbes, que resulto ser un amigo de infancia de Francisco D'Agostino. Pues el D'Agostino, según escrito de Reich, envió una serie de mensajes de texto, e hizo una serie de llamadas telefónicas a su amigo de infancia -con quien no había conversado ni había visto en una década- y lo invito a reunirse en Los Angeles, para mostrarle los estados financieros de Derwick, los contratos de Derwick con el regimen chavista, y los contratos entre Derwick y ProEnergy Services. Como gancho adicional, D'Agostino habría ofrecido asistir a tal reunión con Alejandro Betancourt. Ahora bien, cómo es que si D'Agostino no tiene nada que ver con Derwick, se pone a ofrecer información confidencial sobre las operaciones y estados financieros de Derwick? Cómo es que si D'Agostino no tiene nada que ver con Derwick, una comunicación a ProEnergy Services (subcontratista gringa de Derwick) culmina con llamadas y mensajes de texto de D'Agostino a su dizque amigo de infancia para aclarar dudas sobre Derwick? Cómo es que si D'Agostino nada tiene que ver con Derwick, puede prometer la asistencia de Alejandro Betancourt a reuniones con dizque amigos de infancia?

    Pero la pesadilla para Derwick, de ser ciertas las afirmaciones de Reich, está apenas comenzando. Reich acusa al banco JP Morgan de haber participado, básicamente, en blanqueo de capitales. David Osio y su DAVOS Financial Group tambien están metidos en el guiso. Eduardo Travieso compro -representando a Alejandro Betancourt- el penthouse en Nueva York de los grifos de oro (se acuerdan?). Y lo compro mientras era empleado de JP Morgan, a su vez otorgante de un préstamo hipotecario de más de 5 millones de dolares. Es decir, el carajo trabajaba en JP Morgan, lavaba el dinero de los bolichicos en JP Morgan, y además compro un apartamento para Alejandro Betancourt con una hipoteca de JP Morgan. Pagar y darse el vuelto, no? 

    Esto pica y se extiende. El hacker RaFa Nuñez, el que le limpia la reputación a muchos de los hampones de la boliburguesía, también es mencionado, y agrega Reich además que RaFa es dueño de Primicias24, el pasquín editado por el degenerado Carlos Herrera. Algo debe saber Reich que no sabemos... Reich tambien menciona a FTI Consulting, otra firma de relaciones publicas preferida por varios boligarcas, una vaina que se llama Sunset Reputation, expone, nuevamente, a Hilary Kramer de la revista Forbes al escarnio público por el articulo aquel donde alababa a Derwick Associates, en suma, el escrito contiene una cantidad de información interesantísima sobre las actividades de Derwick.

    Así como D'Agostino debe estar pensando que lo pillaron cagando y sin papel, tanto él como los otros dos imberbes deben estar maldiciendo el momento que decidieron permitir a sus abogados esgrimir el argumento de falta de jurisdicción de las cortes de Nueva York para conocer la demanda de Reich. Por que hay otro dato igual de aterrador para los bolichicos: antes de meter la demanda contra Oscar García Mendoza y el Banco Venezolano de Crédito en Florida en 2012, los imbéciles estos metieron una demanda por motivos similares en Nueva York. Es decir, en 2012 estimaron apropiado usar las cortes del estado de Nueva York para demandar, y en 2013 afirmaron que las mismas cortes no tienen jurisdicción sobre sus actividades ilícitas. Esto está buenísimo, no? Me imagino la cara del juez cuando lea los argumentos de ambas partes, y veremos que tanta "expansión internacional" va a lograr Derwick Associates cuando acabe todo esto. Quizás la forma más expedita de obtener información sobre los contratos que tanto Derwick como el régimen chavista se han negado a revelar, sea pidiendosela a Henry Ramos Allup. Después de todo, D'Agostino es su cuñado...

    Slider Image: