Venezuela es un petroestado gobernado por una organización criminal

    Spanish

    Entrevista por Carlos Flores, Newsweek en Español - Desde Londres, el investigador y blogger venezolano, Alek Boyd, se ha enfrascado en desenmarañar las presuntas redes de corrupción de personeros vinculados con la Revolución Bolivariana. Creador de sitios webs como vcrisis.com e infodio.com (bloqueados y censurados para los usuarios venezolanos), ha colaborado con la revista Semana, los diarios ABC, El País, The Times, Wall Street Journal, El Confidencial, y El Mundo. Y, en medio de su controversial trayectoria, ha visto cómo su apartamento en la capital inglesa fue asaltado; extrajeron sus computadoras; recibió –y recibe- amenaza tras amenaza, demandas, insultos e incluso alguna que otra oferta de puñetazos.

    Pero lo que comenzó hace más de una década como una voz dura pero, tal vez, poco creíble, hoy mira con satisfacción el salir a flote de grandes casos de corrupción de venezolanos en España, Estados Unidos y otras latitudes que él mismo denunció con mucha anterioridad. Unos tras otros, cual enormes ballenas arponeadas donde más le duele, pero que buscan reproducirse ocultas bajo la marea, demuestran que la corrupción venezolana está esparcida como un virus de continente en continente, cosa que no le permite a Boyd mantener grandes esperanzas, ni siquiera medianas, a una posible salida exitosa y pronta al maremágnum de calamidades que asfixia la vida de los venezolanos… tal vez porque aquel “mar de la felicidad”, prometido cual nuevo Edén, terminó convirtiéndose en La Tormenta Perfecta. Y de ésa, nadie se salvó.

    -¿Cuándo y específicamente, por qué, comienzas a investigar casos de corrupción de funcionarios venezolanos?, ¿hubo una situación en particular que te llevara a esto?

    -Lo que me movió a comenzar a escribir sobre la corrupción de funcionarios venezolanos fue la visita de Hugo Chávez a la universidad de Oxford, en octubre de 2002, a dar una conferencia en un seminario internacional de derechos humanos. Aquella visita, en particular, me causó tal indignación, que me dije “tengo que hacer algo al respecto”. Lo primero que se me ocurrió fue irme a protestar el mismo día de la conferencia. Tengo fotos del actual dizque defensor del pueblo, Tarek William Saab, ofreciéndome golpes y amenazándome, bajo la atenta mirada del actual Embajador de Venezuela en la OEA, Roy Chaderton, y la de Rafael Ramírez, todo un ejemplo del decoro y diplomacia chavista, sin duda. Pero indagando en el asunto, descubrí que el organizador de aquella conferencia Oxford, en realidad había recibido un pago de $137.000 de la oficina de propaganda del régimen en Washington (Venezuela Information Office). Nunca creí en las buenas intenciones de los apólogos del chavismo a nivel internacional. De hecho no hay sino que hurgar un poco bajo la superficie para darse cuenta que todos ellos, sin excepción, han recibido dinero público de los venezolanos, sea Podemos en España, Dominique Villepin en Francia, Oliver Stone, Sean Penn y otros en EEUU, o Lula y sus empresas asociadas en Brasil.

    -Para ese entonces, ¿hubieras imaginado la horrible espiral de robo descarado a la nación que se extendería hasta los niveles actuales, sin culpables, sin justicia; un país que se convirtió en mal chiste?

    -La verdad, no. Me imaginaba que las cosas estaban mal, pero la realidad termina siempre por demostrar que las situaciones imaginarias más irreales son cosas de niños. Nunca me imaginé, por ejemplo, que el jefe de quizás el partido político más importante de Venezuela fuera a convertirse en el más férreo defensor de criminales de cuello blanco. Tampoco me imaginé jamás que el liderazgo de lo que llamo la “oposición oficial” en Venezuela tuviese el descaro de abogar internacionalmente en favor de un régimen que abusa, sistemáticamente, los derechos humanos, civiles y políticos de todos los venezolanos.

    – ¿Alguna vez miraste con buenos ojos a Hugo Chávez, le brindaste el beneficio de la duda?

    -Recuerdo haber visto el discurso de Chávez, cuando ganó las elecciones en 1998. Al día siguiente, le comenté a mi hermana “si este tipo hace el 10% de lo que prometió anoche, el país va a salir adelante”. Mi hermana, indignada por mi comentario, me botó de su casa. Ella, y no yo, vio a Chávez como lo que era desde el primer momento.

    – Creo que la gran farsa, el gran fraude del chavismo –hipócrita, por demás- ha sido engatusar a sus seguidores con un discurso ¿socialista?, que sataniza a los ricos y tilda de salvaje al capitalismo (valiéndose de la falta de educación e incultura de la mayoría de los venezolanos) mientras ellos (los líderes y sus asociados) vive en la más vulgar opulencia a consecuencia de la corrupción: El chavismo (así me parece) es la triste consecuencia de tener una nación rica pero sin educación…

    -El chavismo es la consecuencia de tener una nación cuyos habitantes, en su gran mayoría, no se preocupan en lo más mínimo por el buen futuro de la misma. Existe, sin duda, un gran problema de educación. No obstante, en mi experiencia, no es la falta de educación sino la falta de principios morales y éticos son la causa principal del problema. La crisis es moral. Una nación habitada por gente que no percibe la corrupción como incorrecta e inmoral está destinada, irremediablemente, al fracaso.

    -¿Qué crees que diferencia el tipo de corrupción y abuso de poder de esta “quinta república” roja, en comparación a lo que fue la “cuarta república” de adecos y copeyanos?

    -No existe diferencia alguna en cuanto a los actores, por cuanto el chavismo no es sino el Frankenstein de AD y COPEI. Lo que sucede es que como el ingreso de los últimos 16 años se ha multiplicado exponencialmente, la corrupción también lo ha hecho. Todo el que tiene la oportunidad de meterse en un guiso lo hace, sea adeco, copeyano, chavista u opositor, pobre o rico, educado o no, por aquella crisis moral que mencione anteriormente.

    -Analizando la perspectiva general nacional, ¿cómo llamarías a lo que ocurre en Venezuela? Es decir, ¿democracia’, ¿dictadura constitucional?, ¿narcoestado?, etc. ¡Qué nombre le pones a este régimen de Maduro y por qué?

    -Venezuela es un petroestado gobernado por una organización criminal, definida como chavismo, con intereses económicos en narcotráfico y terrorismo. Quizás cleptocracia -gobierno de ladrones- es el término cuya definición más se acerca al caso.

    – ¿Cuál es el mayor fracaso del Gobierno durante estos 16 años?

    -Haber desaprovechado la oportunidad de convertirnos en la nación más rica y avanzada de América Latina.

    -Ante los ojos públicos diera la impresión que Chávez tenía más o menos frenada a la bandada de pillos que lo rodeaban (quizá porque todo el protagonismo se lo llevaba él y ellos hacían lo que le daba la gana pasando más desapercibidos). Ahora, es como una jauría desbocada que no le teme a nada ni siente vergüenza. ¿Cómo se puede combatir semejante salvajismo político-económico-social?

    -Chávez ponía orden en la pea, sin duda. Ahora, ello no significa que con él las cosas eran mejores, por cuanto lo que vive el país hoy es consecuencia directa de todas y cada una de las acciones de Chávez. Si hay un responsable, ese es Hugo Chávez. Una pena que haya muerto a destiempo, sin pagar en vida por su galopante megalomanía e irresponsabilidad.

    ”Para poder combatir el chavismo lo primero que hay que hacer es despedir al actual liderazgo opositor. La MUD no representa sino los intereses de quienes la conforman. Y quienes la conforman están comprometidos de forma directa con el chavismo y quienes se han beneficiado groseramente del mismo. Lo segundo es exigir condiciones electorales. Ello pasa por negarse a participar si las condiciones, tal cual como están establecidas por las leyes que rigen tales procesos, no se respetan. El REP tiene que ser depurado. Las maquinitas de lotería Smartmatic tienen que ser auditadas. Es decir, el proceso, tal como está estructurado, no puede producir otro resultado que no sea el que desee el régimen, por cuanto la oposición se enfrenta al estado, mas no al contrario en igualdad de condiciones Y así las cosas, tendremos al chavismo en el poder hasta que le dé la gana de estar allí.

    -Casos como el de Derwick y asociados, la Banca Privada D’ Andorra y su filial Banco de Madrid, y todos los que se siguen investigando por autoridades extranjeras, no tienen una sola investigación en el país. Eso, en cualquier otro lugar del mundo, hubiera llevado a un estallido social, y si le añadimos los casi infinitos problemas que sufre día a día el venezolano, no digo estallido sino un cataclismo social… la pregunta es: ¿por qué crees que aún no ocurre nada?

    -Sencillo, Henry Ramos Allup habla por Derwick. Diosdado Cabello habla por Derwick. Juan Carlos Escotet y Víctor Vargas hablan por Derwick. Rafael Ramírez habla por Derwick. Cómo puede esperarse que ocurra algo, cuando una empresa, y su network de conexiones, tiene tanto a régimen como a oposición bajo control. ¿Qué pasó cuando Fredy Bernal dijo que habría que investigar a Derwick en Globovisión? ¿Por qué no insistió en el tema, o hizo algo al respecto? Ni a Diosdado, ni a Ramírez, les conviene que los bolichicos de Derwick pierdan juicios en el exterior, o sean forzados a revelar detalles de sus “negocios” en Venezuela. Lo mismo aplica a banqueros asociados y demás.

    -El Gobierno dice que eres agente de la CIA, un golpista, que te paga El Imperio… ¿qué hay de cierto en eso?, ¿eres un golpista?, ¿cuál es tu interés a la hora de investigar y publicar estos casos?

    -En los más de 12 años que han pasado desde que comencé en este negocio me han acusado de todo, desde agente de la CIA hasta terrorista, narcotraficante y pedófilo. Si hemos de creer tales acusaciones -que nunca han sido acompañadas de evidencia que las demuestre- debo ser el peor criminal que ha producido Venezuela desde el Chacal. En un país de amorales, quien se enfrente a la corrupta hidra de mil cabezas está destinado al oprobio y ostracismo. Pero yo no hago esto para ganar favores, amistades, o dinero de corruptos, sino porque siento una obligación moral al respecto. Venezuela está sumida en una miserable situación por culpa, principalmente, de la corrupción. Mi interés no es otro que acrecentar la conciencia ciudadana sobre el costo de la corrupción, cuyo impacto afecta a todos los venezolanos, sin distingo de clases, e ideología política.

    -¿Temes por tu seguridad y la de tu familia, debido a lo que has encontrado en tus investigaciones?

    -En noviembre del año pasado mi apartamento en Londres fue asaltado. Mi familia y yo hemos sido espiados por agentes del chavismo, aquí en Londres, durante meses. El propósito no fue el robo de computadoras, sino amedrentarme, aterrorizarme, silenciarme. Como demandas descabelladas en Caracas no surten ningún efecto, pues los objetivos de mis investigaciones han llegado al punto de ordenar este tipo de acciones internacionales. Estas actuaciones son algo inesperado. Hemos visto, gracias al escándalo del Banco Madrid y Banca Privada de Andorra, que la boliburguesía y el chavismo tienen en su nómina al ex Primer Ministro de Francia, Dominique de Villepin, y al ex juez Baltasar Garzón. Los bolichicos, por su parte, tienen a su servicio al ex jefe de investigación de la oficina del fiscal de distrito de Manhattan, Adam Kaufmann, y a bancos como JP Morgan. Es decir, el poder del dinero mal habido en Venezuela es inconmensurable y de temer, pues es utilizado, y bien recibido, en todas partes del mundo. Ante eso, no queda sino seguir exponiendo, seguir investigando, seguir alertando a las autoridades competentes en jurisdicciones relevantes, en la espera de que en algún momento, como de hecho ya está ocurriendo en EEUU y España, la justicia finalmente ponga coto a la criminalidad organizada venezolana.

    -Ya se están entregando a Estados Unidos personeros clave en la movida revolucionaria y están echando todos los cuentos detallados, tal es el caso de uno de los supuestos escoltas de Diosdado y otros cuyos nombres no se han filtrado públicamente, ¿qué consecuencias puede traer al Gobierno venezolano la información que estas personas están brindando?

    -Uno debe medir el impacto de ciertas políticas y acciones, no en función de la cantidad de congratulaciones de correligionarios, sino de la reacciones del contrincante. Fíjate la reacción de Maduro -totalmente desmedida y descabellada- a las sanciones a siete esbirros del régimen. Tal reacción es prueba fehaciente de que tales medidas tienen un impacto que va mucho más allá del contexto meramente venezolano. UNASUR salió rauda a condenar la orden ejecutiva de Obama. ¿Será por que quienes allí se agrupan temen sanciones similares? ¿Quién puede abogar, a estas alturas y con un mínimo de credibilidad, por la dizque soberanía venezolana? ¿Cuba? ¿Colombia? ¿Argentina? Las consecuencias son muchas, y muy relevantes. A una organización criminal, como lo es el chavismo, no le conviene echarse de enemigo a EEUU. Miremos a la dictadura de Cuba, otra organización criminal, la cual lleva décadas deseando que la saquen de la lista de regímenes que apoyan y colaboran con el terrorismo, precisamente por las consecuencias de tal deshonrosa distinción. Los hampones que controlan Venezuela no deben estar nada tranquilos ante la incertidumbre de saber que antiguos compinches están “cantando” en EEUU. Los boliburgueses, que deben todo lo que tienen al chavismo, ciertamente no van a provocar la ira de EEUU, ni van a arriesgar sus fortunas mal habidas, por defender a sus padrinos. Por tanto, en este tema, todavía hay mucha tela que cortar. Testigos de primera mano, no solo de guisos financieros, sino de prácticas brutales del terrorismo chavista están colaborando activamente con el gobierno estadounidense. Y Maduro lo sabe, Diosdado también. Como me comentara una fuente en días pasados: esto no es un problema diplomático, esto es un problema que compete a las fuerzas de orden público. El crimen no se arregla con diplomacia, sino con sanciones, como las impuestas.

    -La corrupción de este régimen tiene presuntamente raíces tan fuertes y tan diversificadas nacional e internacionalmente que, juguemos a imaginar, ¿cómo podría gobernar un nuevo mandatario, en caso de llegar a Miraflores?

    -No creo que podría, a no ser que se le dé al chavismo un poco de su propia medicina: la Asamblea Nacional Constituyente. Ahora, más que nunca, y con mucha más razón que en 1998, hay que refundar todas las instituciones del estado venezolano. Todas. Te imaginarás la cantidad de dolientes directos que tal medida tendría. Y por ello la radicalización, por ello el constante ataque contra opositores no alineados con la línea de Miraflores y de la Habana. El chavismo controla todo el poder, y la única manera de minarlo es, efectivamente, quitándoselo en todas las instituciones. Ahora, ¿qué chance hay de que eso pase en las condiciones actuales? Ninguno.

    -¿Cuánto tiempo crees que le queda a la Revolución Bolivariana en la Presidencia de Venezuela? ¿Qué harás el día que llegue el fin del conteo regresivo?

    -Tanto como desee, no puede abrigarse esperanza. Los venezolanos que desean un cambio no pueden llamarse a engaño, mientras sus “representantes” sigan siendo socios y empleados del chavismo. No creo que vea realizada, en lo que me queda de vida, la utopía de ver a Venezuela libre, soberana, pujante económicamente, y verdaderamente democrática. Existen demasiados intereses, hay demasiado dinero de por medio, la amoralidad impera, y el chavismo es una metástasis. Lo que viene es mucho peor de lo que ya ha sucedido.

    Fuente: NW Noticia

    Slider Image: