Y el de Maduro contra la corrupción?

    Spanish

    El presidente de Venezuela pronunció hace pocos días un discurso en la Asamblea Nacional, en el cual pidió poderes especiales para dizque “luchar contra la corrupción”. Permítaseme afirmar, sin ambages, que Nicolás Maduro fracasará irremediablemente en el intento, y explicaré por qué. Empecemos por el principio: Maduro no tiene ni el conocimiento historiográfico como para escribir tal discurso, ni el intelecto como para darse cuenta de lo antagónico del contenido del mismo con su propia vida y desempeño en el ejercicio del poder. Por tanto, ya desde el parto, la “lucha contra la corrupción” se anuncia como poco más que un chiste.  

    Pronto en el discurso, el redactor trae a colación al Che Guevara, y su supuesta “austeridad” revolucionaria y deseos de que el “Estado cubano no le concediera ninguna clase de privilegios a su esposa y a sus hijos”. Tales afirmaciones viniendo de Nicolás Maduro, que de austero no tiene un pelo, y cuya esposa, hijos y allegados han usurpado funciones publicas en Venezuela sólo por el hecho de tener lazos de consanguinidad o amistad con él, dejaron claro desde los primeros minutos del show la nula credibilidad de su postura. Maduro, cuya esposa Cilia ha tenido toda clase de roles dentro del aparato revolucionario y quien se ha encargado de poner a unos 40 parientes según reportes de prensa en puestos de gobierno; Maduro, quien acaba de nombrar a un joven de 23 años (cuyo único mérito es ser su hijo) como jefe del Cuerpo de Inspectores Especiales de la Presidencia; Maduro, quien pone en manos de extranjeros la diplomacia de Venezuela; Maduro, cuya designación como heredero de Hugo Chavez no se debe a un proceso democrático sino al corrupto dedo del caudillo; Maduro, cuya presidencia puede considerarse ilegítima por haber usurpado posiciones y cuya elección -de tener Venezuela sistemas de justicia y electoral independientes- nunca habría ocurrido, es quien va a ponerle coto a la corrupción? [insertar aquí carcajada a mandíbula batiente]

    Permítaseme el escepticismo. Venezuela, hay que decirlo, nunca ha tenido administraciones que puedan considerarse como parangones de probidad. Aun así, el antiguo sistema bipartidista era lo suficientemente robusto como para poder haber destituido -por corrupción- a un presidente en ejercicio de sus funciones (Carlos Andrés Perez). De igual forma, el chiste previo al arribo de Chavez al poder era que el único preso por corrupción en Venezuela era el pobre portero de RECADI, el antiguo ente que regulaba el control de divisas. 

    Pero cuando llegó Hugo Chavez en el 1998, lo primero que hizo fue desmantelar el estado, tal como estaba conformado, y a través de una asamblea constituyente fundó otro donde todas las instituciones estaban -y continúan estando- bajo el control chavista. 

    Hay que poner ejemplos, para ilustrar el caso. El Ministerio de Energía y Petróleo era el ente encargado de fiscalizar a Petróleos de Venezuela (PDVSA). Qué hizo Chavez? Puso el Ministerio y la presidencia de PDVSA en manos de la misma persona (Rafael Ramirez). Es decir, Ramirez tiene que fiscalizarse a si mismo (ya que la Asamblea Nacional controlada por el chavismo ha abdicado de tal responsabilidad). Qué ha hecho Maduro para remediar esa situación? Ha designado a Ramirez -quien mantiene sus cargos de ministro y presidente de PDVSA- como el nuevo Vicepresidente del Área Económica. Es decir, Ramirez tendrá que fiscalizar -como Ministro de Energía- las operaciones de la compañía que preside -PDVSA- y cómo los dineros de ésta se gastan en la economía venezolana. Hay un dicho muy apropiado para ejemplos como el de Ramirez: “se paga y se da el vuelto.”

    Ramirez, todo un fiscalizador el hombre, tiene bajo su nada despreciable control los dineros de PDVSA (ingreso bruto de $124.000.000.000 en 2012). Como no le rinde cuentas si no a si mismo dispone de esos recursos con singular irresponsabilidad. Pongamos ejemplos más cercanos a propósito del apagón que recientemente dejó a Venezuela a oscuras: la crisis eléctrica. Expertos en la materia estiman que el sobreprecio en compras relacionadas con el sector eléctrico excedería los 20 millardos de dólares ($20.000.000.000). PDVSA ha participado en muchos de esos procesos donde empresarios corruptos se habrían embolsillado cifras multimillonarias. 

    Qué dice el gran fiscalizador de todo esto? En un encuentro reciente con empresarios del sector el Ministro-de-Energía-Presidente-de-PDVSA-Vicepresidente-del-Área-Económica Rafael Ramirez destacó el trabajo de un par de empresas venezolanas: Vhicoa y Derwick Associates. Ésta última merece mención especial pues simboliza la corrupción galopante que caracteriza al régimen chavista. 

    Sin experiencia de ningún tipo, sin trayectoria ni obras en el sector, sin licitaciones públicas, sin siquiera estar debidamente registrada para el momento de la obtención del primer contrato, Derwick Associates recibió 12 contratos de diferentes entes del estado venezolano, PDVSA incluida. Doce contratos -en espacio de 14 meses- cuyo monto total se desconoce, por cuanto reclamos formales hechos ante los entes contratantes y la fiscalía chavista no prosperan. El sobreprecio en sólo el caso de ésta empresa se estima en casi 3.000 millones de dólares. Ha conminado Maduro al fiscalizador Ramirez a explicar tamaña corrupción? Ha procesado la fiscalía chavista legítimos reclamos al respecto? Ha emprendido la bancada chavista en la Asamblea acción alguna en este sentido? Nada de eso.

    Y esa es la administración que exige ahora poderes especiales para “luchar contra la corrupción”? [insertar aquí otra carcajada]

    A los venezolanos se nos puede perdonar el escepticismo cuando escuchamos tales sandeces del presidente Maduro. El chavismo, con sus elecciones amañadas, con su líder “eterno” salido de un golpe de estado, con su abyecta abdicación de la soberanía, con sus ideologías caducas, con su dependencia en operadores financieros corruptos, con el nepotismo que lo caracteriza, con su militarismo corrupto, con el despilfarro de una fortuna 15 o 20 veces mayor a la que se requirió para la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra, es el epítome de la corrupción. 

    Ramirez ha fracasado rotundamente en sus funciones fiscalizadoras. Igual le pasará a Maduro y a cualquiera del entorno familiar o político a quien decida asignar. Confiarle la lucha contra la corrupción a Maduro es como designar al lobo como cuidador en jefe de las ovejas y luego creerle que las protegerá. La “burguesía parasitaria” -tomemos como ejemplo a Derwick Associates- de la que habló Maduro durante el discurso no habría podido robarse un sólo dólar sin Hugo Chavez, sin Rafael Ramirez, sin Rodolfo Sanz, sin Javier Alvarado, sin Alí Rodriguez, sin Diosdado Cabello, en suma, sin Maduro, sin el control omnipotente del estado chavista no hay “burguesía parasitaria” que pueda involucrarse en actos de corrupción, por cuanto la contratación de grandes proyectos de infraestructura depende única y exclusivamente del estado. Las colocaciones de bonos y el sistema cambiario, otras fuentes de gran corrupción, que tantísimo dinero le ha generado a unos pocos banqueros  y operadores financieros chavistas, no habría podido llevarse a cabo sin la anuencia de los diferentes ministros de economía de Venezuela. Las importaciones alimentarias, aun otra fuente, que tantísimos millones le generaron a alguno que otro, no habría podido realizarse sin el deseo de Hugo Chavez de romperle el espinazo al establecido empresariado nacional. Es decir, sin el estado mercantilista, y el consiguiente monopolio chavista en la administración de los inmensos recursos que genera el petróleo, no hay “burguesía parasitaria” ni corrupción que prospere.

    Edmeé Betancourt, quien acaba de estar tres meses al frente del Banco Central de Venezuela, tuvo un desliz hace poco declarando que solamente el año pasado “empresas de maletín” -como Derwick Associates- se llevaron entre 15.000 y 20.000 millones de dólares de la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI). Y no es acaso cierto que el chavismo controlaba CADIVI en el 2012? Cómo han podido empresas de maletín robarse ese monto sin colaboración chavista? Lo de Maduro contra la corrupción es un buen chiste, nada más.

    Slider Image: